Un fotógrafo asegura haber visto al líder de Motörhead: «Lemmy no está muerto, estaba de parranda»

UN INDIVIDUO IDÉNTICO AL LEGENDARIO MÚSICO SE ENCONTRABA CERRANDO BARES A LAS 6:00 DE LA MAÑANA

El fotógrafo mallorquín Pep Bonet, asegura haberse encontrado a Lemmy Kilmister, fallecido en 2015, en el pub Excalibur, en Palma.

«El pub estaba cerrando y un señor mayor que era igual que el líder de Motörhead se pasó por ahí, en busca de sitios que estuvieran abiertos», relata el fotógrafo.

Pep Bonet fue casualmente fotógrafo oficial de carretera de Motörhead, entre 2008 y 2015, y de hecho realizó el último videoclip del grupo, que fue grabado en el propio pub Excalibur.

«Al principio pensé que era una caracterización, porque lo tenía todo: las verrugas, la vestimenta, el acento británico, la voz ronca… Parecía demasiado auténtico, y cuando le pregunté me dijo que se parecía porque él era Lemmy y que si conocía algún sitio donde sirvieran whiskey a las 6:00 de la mañana», detalla.

Según dijo, aquel hombre no recordaba el pub Excalibur ni a Pep Bonet, aunque reconocía que no recordaba «ni a su manager», pero cree que «era un buen tipo».

Fue entonces cuando Pep le preguntó por su funeral y por lo que había estado haciendo hasta ahora, y el presunto músico le respondió que había «fingido su muerte», para poder pegarse unos años «de fiesta por el mundo».

«Me contó que había estado de parranda por varios países y que ahora tocaba venir a España», explica Pep, que añade que también «pretendía visitar un pueblo llamado Valdepiélago para ver cómo les va a los chiquillos, aunque no entendí qué significaba aquello».

El fotógrafo le habló acerca de la película que están haciendo sobre la vida del líder de Motörhead, a lo que este supuesto Lemmy respondió que no sólo conocía su existencia sino que además se había presentado al casting, aunque «no le habían cogido».

El anciano también le contó que le gustaba mucho Mallorca por la fiesta y por su pasatiempo favorito allí, que consiste en «sentarse en la terraza de su hotel con una botella de Jack Daniel’s para ver cómo los turistas practican el balconing». Añade que «ver la selección natural haciendo lo suyo siempre es bonito».

«Antes de irme quiero dejarme caer por algún concierto de Trallery, un grupo que es de por aquí y del que me han hablado auténticas maravillas», afirmaba también este doble del líder de Motörhead.

«Vive rápido y muere joven… pero todavía no, antes me tengo que tomar la última», fueron las últimas palabras que escuchó Pep Bonet de este curioso individuo antes de que siguiera su camino.

Noticias relacionadas