Alberto Rionda está tan confuso que se despide a sí mismo de Avalanch

LA AVALANCHA DE EXCLUSIONES QUE EMPEZÓ CON JOSÉ PAZ ACABÓ CON EL PROPIO RIONDA FUERA DEL GRUPO

Tras prescindir de la antigua formación de Avalanch en su nuevo proyecto, Alberto Rionda sigue en su línea de exclusiones y recientemente ha despedido en un descuido a todos los miembros actuales del grupo.

«Sólo íbamos a despedir a José, pero aquella noche Rionda había bebido y también estaba ebrio de poder,  por lo que se cargó a todos los miembros de Avalanch sin miramientos, incluido él mismo», cuenta Jorge Salán.

Transcripción de lo que dijo Alberto Rionda la noche de autos:

«Buen ensayo, y ahora viene la parte más fácil en el trabajo de un líder de grupo: Los despidos. No he podido despedir a tantos como me habría gustado, pero aún así hay bastantes.

José Paz, despedido.

Jorge Salán, despedido.

Israel Ramos, despedido.

Mike Terrana, me gusta cómo tocas, por eso me cuesta más despedirte.

¡Enhorabuena, todos los demás estáis en el grupo!

Menos tú, tú y tú.

…Magnus, deja el bajo bonito, tú también estás despedido».

Tras disolver el grupo con estos despidos improcedentes, Rionda salió del local y, aún ebrio, se dirigió hasta la casa de Víctor García, donde comenzó a gritarle para que volviesen a empezar desde cero.

Vecinos de esa misma calle afirman que estuvo así durante 20 minutos aproximadamente, hasta que se recostó en un banco y se echó a dormir, por lo que decidieron no llamar a la policía.

Noticias relacionadas